miércoles, 1 de abril de 2015

La montaña y yo : Volcán Tacaná, el gigante de la frontera




Este volcán lo tenia pendiente de hace mucho tiempo, siempre que quería ir, me surgía algún inconveniente, pero por fin se me hizo.

El volcán Tacaná esa ubicado en la frontera con México con sus  4.092 msn es el segundo mas alto de Centroamérica y Guatemala.

Iba con un poco de incertidumbre porque tenia como dos meses de no tener actividad física y según decían era un reto difícil.

Viajamos el viernes por la noche para estar cerca del volcán en la madrugada, el lugar es muy lejos desde la capital , tal vez unas 7 horas,  pero nos tardamos mas debido a muchos inconvenientes que nos surgieron en el camino.


En el camino se nos descompuso el bus, esto hizo retrasarnos 3 horas.  El plan original era ascender el volcán por la ruta original que se trata de comenzar desde un lugar que se llama Sinibal.  En esta ocasión por motivos de tiempo, se tuvo que transbordar a otro bus, este bus nos llevo a Sinibal pero como habíamos perdido tres horas, los guias decidieron que teníamos que tomar la ruta corta para compensar este tiempo, entonces llegamos a un lugar que le llaman las "hacienditas" con esto acortamos gran parte del camino.




En el inicio del camino habia una tienda donde encontre unos niños, me puse a platicar con ellos, a veces me gusta saber la historia de niños como ellos, esto me ayuda a recordar lo dichoso que fue mi niñez, muchos de estos niños no corren con la misma suerte que yo, aunque mi niñez no tuve muchos lujos, pero al menos tuve muchas cosas que estos niños carecen.



 

Y asi comenzó el ascenso, me sentia entusiasmado y a la vez con incertidumbre de saber como me iba a ir en el camino.
 

Esta vez me fui a mi paso, a veces iba lento a veces iba a un paso un poco ligero.

 

En el camino, pues como siempre disfruto de la caminata en cada paso que doy, desde la mas pequeña flor hasta el mas hermoso paisaje.



Debo admitirlo este volcán me trato muy bien, me dio un poco de todo.





Llegamos hasta un lugar llamado "La laguna seca" , que fue donde armamos campamento.

      


Luego de armar campamento nos dispusimos de ir a ver el atardecer. Un atardecer muy hermoso.











 Un atardecer con palco de lujo, estuvimos como una hora observando los alrededores.




  Al caer la noche, se celebro el cumpleaños de uno de los guias, asi que nos reunimos todos para la celebración respectiva.


Ya cayendo la noche, cuando ya todos se fueron a dormir , me dispuse ir a jugar jejeje. Me encanta la fotografía nocturna, hacer este tipo de fotografía toma tiempo y aguantar mucho frio. Pero yo en la noche parezco un niño con jugete nuevo, no me duermo hasta no quedar contento.  Les dejo algunas de las fotografías que logre en la noche, esta vez no hay muchas de estrellas dado que era luna llena.






 A eso de las 2 de la mañana me fui a dormir,  como a las 5 ya estaba nuevamente despierto para ir a ver al amanecer, creo que ya tengo un reloj interno jaja. Cada vez que voy a la montaña duermo en promedio 4 horas , aunque después pase cansado como una semana jajaja, pero bien que vale la pena.

A continuación algunas fotografías del amanecer:




Volcán Tajumulco.

Volcán Santa Maria


Volcán Tajumulco, Agua, Acatenango y Fuego.

Cadena volcanica.



Un hermoso amancer.
 







Foto de cumbre del grupo



Volando por los aires.



Luego de ver el amanecer, desayunamos y nos dispusimos a descender.
Para el descenso realizamos la ruta completa, desde la cumbre hasta Sinibal.






El descenso fue agradabale aunque nos tardamos un poco mas de tiempo, creo que es uno de los volcanes que tendre que regesar, para realizar la ruta original en ascenso, pero creo que me tendré que preparar un poco mejor fisícamente, ya que pudo constatar que los rumores si eran ciertos jajaja es un ascenso con un buen grado de dificultad.

 En el camino encontramos varias personas, las cuales muy amablemente se nos acercaban para preguntarnos como nos habia ido en el viaje, la gente de lugar era muy amigable, me gusto mucho esto.



En fin, este volcán aunque no hicimos la ruta original me saco el jugo y  me lo disfrute mucho (algún día tendremos nuestro reencuentro), ya sabra el destino por que se nos quedo el bus, lo bueno es que regresamos sanos y  salvos a casa  

Puede sonar un poco masoquista pero a veces extraño esa sensación de regresar a mi casa con  cansancio físico, por que se que vale la pena  porque lo vivido en la montaña se convierte nuevas energías para el alma y  la montaña  siempre me hace recodar cosas que he olvidado o me cuesta valorar. En próximos post, entrare mas a profundidad en este tema, que tal vez ya he hablado un poco pero que me gustaría compartiendo.