martes, 17 de febrero de 2015

Volcán Santo Tomás (Pecul) y la lluvia sorpresiva


Anteriormente les habia hablado del volcán Zunil, después de ascender esta volcán nos dispusimos a ascender el Volcán San Tomás dado que los dos estan cerca.

Empezamos a ascender a eso de las 4 de la tarde, pero sorpresivamente nos empezo a llover en pleno febrero, este clima no lo esperábamos, muchos de los participantes no iban preparados, algunos no quisieron seguir con la expedición y los que si continuamos tuvimos que caminar bajo la lluvia unas 3 horas. Ya una vez me habia tocado que caminar y acampar bajo la lluvia y realmente no es una experiencia que sea tan agradable, pero la montaña nos ponia a prueba y pues no nos ibamos dejar vencer tan fácilmente.  




A veces pienso que llevo demasiadas cosas en mi mochila, siempre pienso en todas los escenarios que se me pueden presentar, asi que llevo mi tanate de cachibaches jajaja. Yo llevaba mi capa, asi que no me moje mucho.  También llevaba un naylon grande el cual se lo preste a un mi compañero.

Nos preparamos y caminamos talvez unas 3 horas y media, para mi esa caminata fue eternaaaa, no se si era el cansancio o la lluvia pero sentia que todo iba mas lento.

En fin ,mientras llovia, habia una parte de mi que decia: ¿Que rayos, hacemos aqui , sufriendo bajo esta lluvia?  ¿Que necesitad tenemos hacer esto? . Quisiera estar en casa con ropa seca acostado en  mi cama.
 


Camine otro poco y de nuevo seguía pensando: Creo que realmente estamos locos, pero  a la vez me sentí con mucha paz. De esa paz que te hace sentir libre, entonces senti que estaba en el lugar correcto.

Por un momento deje de quejarme y empeze a disfrutar de la lluvia,  esto me ayudo a recordar y agradecer que tengo una casa con techo donde protegerme y dormir cómodamente todas la noches.
 

Ya llegando al campamento, el compañero que le preste mi nylon me habia dicho que me podia quedar en su carpa, dado que la carpa de el no le entra el agua como a la mía.  El llego al campamento antes que yo, asi que la carpa ya estaba armada, él regreso a ayudar a las otras personas que venian mas resagadas, cuando llegue al campamento habia otra persona dentro de la carpa de él y al parecer no se quería salir, debido que se sentia mal a tal punto que ya le estaba dando un poco de hipotermia.

Yo ya estaba mentalizado que me iba a quedar en esa carpa, pero al ver que esta persona estaba sufriendo mucho mi compañero decidió dejarle la carpa a el.  Por un momento me moleste un poco,  pero rápidamente entre en razon y creo que fue una  decisión correcta.

 A veces no es fácil tomar este tipo de decisiones pero cuanto toca que hacer  no hay otra opción, la vida de las personas es prioridad número uno.

En fin, me cambie de ropa y senti como que regresaba a la vida, pero también aprendi una lección debido a mi pereza no meti mi sleeping y mis calcetines extra en bolsas, asi que por perezoso tuve que quedarme sin calcetines y con el sleeping algo mojado.


Al día siguiente me desperte como a eso de las 3:30 de la mañana, me entro una gran desesperación porque no me podia volver a dormir y tampoco tenia ganas de salir, porque si salia me tenia que poner la ropa mojada y creanme no fue nada agradable.  A eso de las 4:00 a.m. el guia nos desperto, sentí como la gloria, porque fue una excusa perfecta para salir y cambiarme.

Del campamento para la cumbre, hacia falta una hora aproximadamente. Mientras caminábamos el cuerpo se fue calentado y aclimatando al clima.


Al llover por la noche , teníamos cielos despejados por la mañana, realmente un gran paisaje para donde quiera que se mirara.

Ya estando el la cima disfrutamos del amanecer y también compartimos un poco con los compañeros diciendo nuestras opiniones acerca de la travesía de esta cumbre.




Luego estar por espacio de una hora ,  teniamos que descender hasta el campamento, luego descender el volcán. Sin duda esta vez el volcán nos puso a prueba, pero creo que pasamos aprobamos el examen jeje, porque ni la lluvia, ni el frio nos detuvo. 


Cuando voy subiendo una montaña a veces pienso si era la última, pero cuando regreso a casa me pregunto cual sera la próxima.

En la última fotografía aparecen los Volcanes de San Pedro, Tolimán, Atilán, Acatenango, Fuego, ya ascendí estas montañas, me parece como un sueño este paisaje, me emociona ver desde otra cumbre las cumbres que ya ascendi, siempre me alegro de ir al montaña porque aunque sufro mucho siempre me dan lecciones muy importantes  y a veces me cuesta creer de donde habre sacado fuerzas para subir estas montañas.