lunes, 30 de junio de 2014

Las mil y una Historias: El pájaro que da cuerda al mundo y las habichuelas





Las cajas ardieron entre vivas llamaradas, pero el contenido tardó en quemarse más de lo que imaginaba. Era un día sin invierno y la blanca columna de humo se alzó en línea recta apuntando al cielo de verano. 

Era como la enorme planta que creció hasta el cielo de <<Las habichuelas mágicas>>. Si yo trepara por ella, tal vez, allá en lo alto, encontraría un pequeño mundo donde todas las cosas que pertenecen a mi pasado coexistieran con alegria.

-Haruki murakami-