domingo, 29 de junio de 2014

El Diario de un mochilero: Extranjero en mi propia tierra Parte 2




Ya anteriormente les habia hablado sobre  un viaje que hice a Huhuetenango en el cual  me sentí  como extranjero en mi propia tierra.  Este sentimiento lo volví a sentir en mi viaje a Quiché, en este post hablare un poco de las anécdotas de este viaje.

A eso de las 6 de la mañana partí con mi mochila de la capital en esos buses de parrilla. Listo y predispuesto a explorar Quiché.  En esta ocasión iba con un compañero que vive en Xela, con el nos íbamos a reunir en Santa Cruz.

En este viaje tenia mas o menos un plan de los lugares a visitar, realmente nunca planeo un viaje, solo planeo los posibles lugares que me llaman el interes y luego literalmente voy "a donde el viento me lleve".  Me gusta mas los espontáneo lo que no se planea, lo que me da la vida.  Me encanta que me sorprenda aunque con eso a veces me lleve a malas experiencias.

Bueno el primer punto era la Laguna Lemoa, creo que vi mal en el mapa ya que esta estaba antes de llegar a Santa Cruz del Quiché,  cuando iba en el bus me di cuenta  pero ya era demasiado tarde. Asi que que me fui hasta Santa Cruz y alli espere a mi amigo.  Ya cuando el llego, pensamos si era mejor regresar a la Laguna o ir  a las ruinas de Qumarkaj porque la Laguna Lemoa era segun "el plan"  era el primer lugar a visitar.


Nos decidimos por ir a Qumarkaj porque según el mapa estaba mas cerca,  estas ruinas estan a unos 10 minutos en bus. En lugar estuvimos tal vez una hora , me gusto mucho ya que cabal cuando llegamos estaban haciendo ceremonias mayas. Luego de conocer el lugar regresamos al  Santa Cruz.
Ya llegando a Santa Cruz  tomamos un bus que nos llevaba a la Laguna Lemoa, cuando llegamos a la laguna nos recibio un señor, este señor resulto ser el guia y alcalde comunitario.  El nos ofreció un paseo en lancha por un precio cómodo de  Q10.00 durante este paseo en lancha el nos conto la historia del lugar. Nos explico un poco sobre el conflicto armado y de como estaba conformado la comunidad.  Algo que me llamo mucho la atención y que no sabia, es que el Alcade comunitario no recibe ningun pago, todo es servicio a la comunidad.  Otra cosa que me dejo pensando, fue que el dice que hay unos tuneles que conectan de Quiché a Sololá. Sera cierto? creo que tendre que investigar un poco mas.

Luego de terminar nuestro paseo, amablemente nos dio un mapa turistico de Quiché el cual nos ayudo muchísimo, ya que realmente hay poca información de Quiché para el viajero.

El guia nos menciono que habia como un monumento cerca de la laguna  que construyeron para las personas que murieron en el conflicto armado, nos indico el camino y fuimos a ver.  Caminamos por unos 15 minutos, realmente tenia un poco de ansiedad o miedo no se como describirlo, porque quiera que no los comentarios y noticias que se ven de Quiché no son muy alentadoras. Mientras caminábamos vimos varia gente pero aquí uno es "el extrajero" la gente sabe identificar rápidamente que uno no es del lugar y aveces se siente uno como intimidado. Pero amablemente íbamos saludando a todas las personas que encontramos en el camino. Llegamos al lugar donde supuestamente habia un monumento pero lo que encontramos fueron unas extrañas montañitas donde hacen ceremonias mayas. En total son cuatro, según el guia estas montañitas simbolizan los cuatro puntos cardinales.

En fin estuvimos un momento en lugar y nos retiramos, luego de este lugar regresamos a Santa Cruz del Quiché.  Antes de regresar a la orilla de la carretera nos comimos un shuco, shucho que hizo estragos en mi estomago dado que me dio diarrea, pero esto no impidió mi viaje jajajaja.  Realmente no se si fue el shuco dado que mi a compañero no le surtió el mismo efecto.


Ya estando en Santa Cruz decidimos irnos directamente para Nebaj dado que ya era un poco tarde. Ya estando en Nebaj ya se sentia el cambio, me sentia en la verdadera Guatemala indígena. Aquí ya se puede sentir esa extraña sensación se sentirse "Extranjero en tu propia tierra", yo no tengo descendencia indígena, pero me siento orgullos de los colores de mi tierra. En la capital mucha gente es discriminada por ser de etnia indígena. Antes yo tenia un poco de esa estúpida idea, pero con el pasar de tiempo y de conocer mi tierra me da gusto de tener la oportunidad de vivir en un país pluricultural.

Aquí en Nebaj pasamos la noche, conocimos los alrededores tomamos un par de fotos, en esto lugares hay que tener cuidado ya que es gente que todavía esta muy dolida del conflicto armado, se les puede notar en su mirada. Asi que cuando se toma una foto hay que tener mucho respeto, si se quiere tomar una foto se tiene que pedir permiso ya que pueden pensar que se anda haciendo otra cosa.  Nebaj es uno de los poblados que conforman la región Ixil, quiza el mas importante dado que este une a los otros dos puntos( Chajul  y San Juan Cotzal)

Ya por la mañana del día siguiente fuimos a explorar el área de Acul donde desayunamos el famoso Queso Chacol. Primeramente fuimos a la Hacienda San Antonio, la cual me gusto mucho por toque casero.  La otra Hacienda Mil Amores también fuimos a visitarla, pero para nuestra sorpresa nos salio a recibir una señora con cara de empurrada que cuando estábamos tomando fotos nos dijo: "Y ustedes que ? son de alguna empresa de turismo, que solo va de y foto y foto". Realmente me "saco de onda" y como no me iba pa poner a pelear, respetuosamente le dije "soy de la capital y mi compañero de Xela, no tenga pena ya nos vamos" y asi fue nos fuimos del lugar.



Luego caminamos hacia el pueblo de Acul, aquí también hay un hotel de precio muy barato , creo que de Q50.00 era con una familia del lugar.  Creo que es una forma económica de ahorrar dinero jajaja.  


Luego regresamos a Santa Cruz, de alli tomamos un bus para el siguiente punto de triángulo Ixil, la idea era visitar las tres comunidades.  Nuestro siguiente lugar era  Chajul,  en el lugar íbamos a buscar información para ir a la Reserva Visis Caba, pero no obtuvimos éxito.  A cambio de eso fuimos al mercado, estando el mercado se nos antojo comprar algo.  Realmente no acostumbro a comprar cosas, no es de mi agrado andar invirtiendo tiempo en comprar. Pero mi señora Madre siempre me pregunta que le traigo jajaja, esta ocasión si no quería regresar con las manos vacias.  Asi que dispuse comprarle un corte. En lo personal el corte de esta región me encanta, es color es un rojo que me transmite una sensación muy agradable, el rojo no es uno de los colores que me guste, pero este rojo es de maravilla. Donde compre este corte , nos atendió una amable señora y hablamos un rato, hasta le pude sacar foto.  Esta señora me quito la decepción de la señora cara empurrada de Acul jajaja.  Me puse muy feliz con mi compra y con la platica con la señora, fue muy reconfortante tener una platica con esta persona.


Luego  va de nuevo , represamos a Santa Cruz esa vez para ir al siguiente poblado de la región Ixil, que es San Juan Cotzal.  Este luar fue casi que solo parada técnica ya que era un transbordo para ir a las cataratas de Santa Evelina y Chichel.


Primeramente fuimos a la Catarata Santa Evelina, luego de conocerla. Nos dispusimos ir a la Catarata Chichel la cual esta alejada de la carretera principal. Para llegar a este lugar tomamos un tuc tuc el cual nos avanzo un poco , a todo esto ya eran como las 5 de la tarde, yo ya estaba un poco preocupado porque ya se estaba haciendo de noche y no conocíamos el lugar, por experiencia propia no es recomendable caminar de noche por un lugar que no  se conoce.




Asi que de donde nos dejo el tuc tuc,  caminamos como 1k sin tener la mas mínima idea de cuanto nos faltaba. Caminado a lo lejos escuchamos el sonido de un camión de madera.   Mi compañero de viaje le pidio jalon cuando se nos acerco, creo que este estaba predestinado para nostros jajajaja porque realmente faltaba bastante para llegar a la catarata de Chichel.  Con este jalon logramos llegar a la catarata a eso de las 6 de la tarde.


Ya estando en la catarata nos dispusimos a  reconocer el lugar con a poca luz que nos quedaba del día luego acampamos , ya oficialmente descubri otros de mis pasatiempo dormidos,  acampar a la orilla del río. Realmente una maravilla escuchar el sonido del río, es bien refrescante.

Por la mañana disfrutamos del lugar, yo me quería darme un chapuzon pero el agua estaba friaaaaaaaa jajajaja. Pero no me podía ir de lugar sin ese chapuzon , asi que me tire un chapuzon de solo entra y va pa fuera jajajaja.


El transcurso del  tiempo lo pase con los pies a la orilla del río,  aun asi el agua del río hacia que transmitiera el frio por todo el cuerpo. Sensación que me gusto mucho, ya que lo llena auno como de nuevas energías.

A eso del medio día dispusimos salir de lugar ya que hay un único busito que va desde esa aldea hasta San Juan Cotzal.  De alli de nuevo regresamos a Santa Cruz.   De alli nuestro plan era conocer una aldea mucho mas marcada en lo que se refiere cultura indígena, la aldea se llama Laj Ximel , creo que estar en esta aldea es vivir la escencia la cultura maya indígena.  A mi llamaba mucho la atención ir a este lugar ya que ellos directamente vivieron el conflicto armado. Quisiera saber un poco mas de esto y tratar de vivirlo a travez de los los relatos de estas personas, YA QUE LA GENTE SIEMPRE HABLA COSAS MALAS DE QUICHÉ , QUE ES MUY PELIGROSO POR X,Y  RAZÓN, pero nunca se a sentado a pensar porque esta gente es como así. Creo que ha sido un pueblo muy golpeado por eso se ha vuelto muy desconfiado.



En fin partimos de Santa Cruz luego nos bajamos en el entronque de Cunén, de allí tomamos un bus que nos llevo a Uspantan. Lamentablemente llegamos muy tarde ya no conseguimos información de como llegar a Laj Ximel.  Este lugar pues ya no es tan marcada la cultura indígena ya esta mezclada un poco mas con la cultura ladina.

Aquí pasamos la noche, aquí hay varios lugares por conocer pero como era de noche pues ya no pudimos conocer mucho.   Al siguiente día tenia que regresar a  la capital por lo cual en la mañana fui a buscar información de como llegar a Laj Ximel. Creo que este viaje lo tendremos pendiente.

Aqui nos separamos con mi compañero el regreso por la Ruta de Quiché y yo regrese por la Ruta de las Verapaces y me fui para Cobán. Aprovechando el viaje para Cobán visite el balneario las Islas del cual les hablare otro día.

Hasta aquí la crónica del viaje.

Durante el viaje vi cosas que quisiera compartir:

1. Vi muchas personas(entre ellos niños) trabajando el el campo, gente de mucha pobreza, me siento agradecido por tener un buen trabajo y ganar lo suficiente para una alimentación aceptable y un techo donde vivir. Quien sabe de las penas que pasaran  estas personas para conseguir su comida.


2.  Muchos niños ayudan a sus padres desde temprana edad a cortar la leña, a ir a traer el agua al río, aquí en la capital muchos niños solo se dedican a ver televisión y les da pereza todo. Estas personas tiene que caminar mínimo una hora para cortar leña e ir a traer el agua. Creo que ya no me quejare cuando me manden a traer el agua. El agua que tomamos en mi casa la puedo comprar en la tienda de enfrente y a comparación de la que toman ellos es mas limpia. Me siento agradecido de tener esa comodidad.


3. Quiché puede ser negro como lo pintan las noticias, pero personalmente a mi trato bien Quiché a excepción de esa vieja cara empurrada jajajaja.  Mucha gente te puede decir no vayas al Quiché  que alli te van  a linchar.  Quiché es hermoso!!! pero  hay que mostrar mucho respeto hacia la gente y no ir con malas intenciones, la gente lo puede notar fácilmente. Durante todo el camino siempre disfrute de una buena charla con la gente. Es agradable sentarse y platicar con la gente y por último estrecharles la manos y decirle "regreso otro día" la gente se queda con una enorme sonrisa y con la esperanza de volver a verte.

4.  Ir a esto lugares es realmente conocer la viva cultura maya indígena,  son lugares donde unos se puede sentir extranjero en su propia tierra, que rara es esta expresión pero esto es lo que se siente jejeje, al menos yo asi me senti.

5. Algunas de las las lenguas mayas estan desapareciendo, creo que con esto tambien se esta perdiendo un poco la identidad del cultura indígena,  espero que esto no vaya en aumento porque es un poco alarmante.

Bueno esto es todo para este post, trate de contarles un poco detallado este viaje, me gustaria que mas gente viaje al Quiché y que le quiten esta etiqueta "DE NO VAYAS A QUICHÉ, ALLI TE VAN A LINCHAR".  Siempre vayan con el debido cuidado, no le falten el respeto a la gente y no hagan tonterias, quiza la gente de Quiché desconfian un poco de la gente de que no es del lugar debido al conflicto armado que vivieron ellos, pero creo que si respetas a la gente y te sabes ganar su confianza te van tratar muy bien.

Personalmente para mi Quiché al igual que Huehuetenango son minipaises dentro de Guatemala. Dos lugares muy especiales que llevo en mi corazón ya que me han enseñado tanto. Espero regresar pronto a estos rumbos.

2 coments,コメント :

Nicte Kono dijo...

Me gusto mucho esta entrada. Y me ha dejado de ganas (esta entrada y las anteriores) de visitar Quiché, y creo luego de leer sus conclusiones, que hay que ser una persona madura cuando vas a visitar cualquier lugar, pero especialmente en lugares como Quiché que han sufrido mucho a causa de las guerras. Es una pena ver gente comportándose como idiotas a cualquier lugar que visitan porque "ya no van a regresar y nadie los conoce".

xirib dijo...

Si, impresionante todo lo que hay en Quiché. Geográficamente y culturalmente. Ojalá algun día tengas la oportunidad de ir.