martes, 20 de noviembre de 2012

Las historias del #ellibroqueviaja - El resaturante chino y el accidente







Unos día después del viaje  a Xela recibí un correo, era de un compañero Japones que le preste unos dvd con material para enseñar Japonés.  En el correo me invitaba a ir a una exposición acerca de insectos que  él estaba organizando aprovechando la ocasión  me quería devolverme el dvd que le preste.

Lastimosamente el horario de la exposición esta dentro de mi horario laboral por lo cual no podía asistir.  Así que le dije que si tenía tiempo nos podíamos reunir después de que terminara mi trabajo.

Como a la hora recibí una llamada de él,  me dijo que si nos podíamos reunir al día siguiente  y que el me invitaba a comer.  Le dije que estaba bien, que después de mi trabajo nos podíamos reunir. Quedamos a las seis de la tarde en un restaurante de comida china.  


Al día siguiente llegue a eso de las 5:45  porque el lugar quedaba cerca de mi trabajo.  Cuando llegue, no había nadie en el restaurante. Así que me senté en la sala de espera.  A la par de donde estaba sentado había una pecera, adentro había unos peces algo grandes, estos peces me recordaron a los peces koi que vi en Nagasaki hace mucho tiempo. Luego de verlos por unos 3 minutos me senté nuevamente.  Y como no llegaba la persona que estaba esperando decidí leer #ellibroqueviaja.  Eso hice hasta que llego mi amigo.


Luego de que llego entramos al restaurante y platicamos un poco acerca de su exposición.  Estábamos esperando a un amigo de el también, que llego  como a los 5 minutos. Luego ordenamos.  Por cierto hasta ahora todo bien, ordenamos.  Estuvimos platicando y comiendo.  Yo estaba contento pues me estaba "invitando".   Como a la hora se aparecen unos señores bien vestidos, yo no daba quienes eran. Pero mis amigos si dieron rápidamente. Eran unas personas de la Embajada de Japonesa de Guatemala y México. Así que se presentaron y saludaron.  Me sentí bien raro porque yo no tenia vela en ese entierro jajaja. Pero aun así hice uso de mi Japonés,  pues  me presente y todo el asunto, ellos también se presentaron y rápidamente siguieron su camino.


Después de eso seguimos comiendo y comiendo, yo feliz hasta que pidieron la cuenta.  La cuenta fue de una cantidad grande, creo que con esa cantidad hubiéramos comido el doble en otro lugar. En fin,  cuando pidieron la cuenta,  hay que pagar Q200.00 cada uno, me dieron unas ganas de salir corriendo porque mas de eso tenia que pagar taxi porque ya era bien tarde. No tuve otra alternativa más que pagar, y no es que no quisiera pagar. Lo que me desapasionaba un poco que page mucho para lo poco que comí y  a mi amigo se le olvido que me "estaba invitando".


Pagamos y nos regresamos cada quien para su casa.  En el regreso para mi casa,  me quede un momento esperando que pasara un taxi para poder irme.  En este lapso de tiempo,  del otro lado de la carretera vi  que algo que se estrello con un puente.  Al principio pensé que era un camión.  Al ser un accidente, rápido me fui a ver en que podía ayudar, seguramente podría haber alguien herido.

Así que me cruce hacia el otro lado de la carretera, cuando pude ver bien el panorama me di cuenta que era un pickup se había chocado.  Cuando camine hacia el pickup ya había otras personas tratando de ver que había pasado.  Entre todos volteamos el carro pues este se había quedado de lado.  Cuando le dimos vuelta, escuche un llanto, para mi sorpresa eran dos niñas, gracias a Dios no les había pasado nada, después salió el conductor.   El conductor estaba ebrio.
Cuando vi esto, me pasaron miles de pensamientos por la cabeza.  Uno de ellos fue "Que le pasa a este tipo, como hace tremenda barbaridad, no puede ser esto no puede estar pasando".  El tipo actuaba con tanta tranquilidad como que nada hubiera pasado. Y pues decidí no perder mi tiempo con el, así que mejor tome a la niña mas pequeña y me la lleve a la orilla de la carretera mientras llegaban los bomberos.


Me sentí tan impotente al no poder hacer nada mas que esperar y también me entraba una gran tristeza como un padre puede hacer cosa tan imprudente. Como a los 5 minutos llegaron los bomberos y se hicieron cargo de la situación,  yo ya no podía hacer nada  por lo cual decidí no hacer estorbo  y  mejor  me regrese a la parada donde estaba esperando el taxi.  

Aquí espere un momento y tome el taxi para mi casa, cuando llegue a mi casa rápidamente me fui a dormir y de esta manera termino el día.


Al día siguiente,   me llama  otra vez mi amigo, creo que tal vez se sintió  mal, porque pague la cuenta cuando el me había dicho que me iba a invitar. Así que me invito a su casa y preparo una rica cena, la cual estaba muy deliciosa, me dijo que me sirviera cuantas veces quisiera y eso hice jajaja. Con eso quedo compensada la deuda.

1 coments,コメント :

NicteKono dijo...

Lo del accidente... no tengo palabras, me indigna y me enoja al igual que ud. Imaginese, que le va a decir tremendo idiota a la madre de las niñas si algo serio les llega a pasar? y una simple disculpa y un poco de llanto????.... es de verdad para reaccionar con el higado.


En fin, me alegro que finalmente haya disfrutado de una rica cena casera.