miércoles, 23 de abril de 2014

Coleccionador de Atardeceres


En viejos tiempos ya fue visto
mas nuestro adios no lo pudimos soñar. 
Hacia el ocaso, la eternidad me espera y no habrá
melodías que no pueda interpretar.
Fue nuestro tiempo, nuestro lugar, no lo hice tan mal
abramos las alas contra el viento y volemos al umbral. 
Sinfonía final- Andromeda